Yaiza del Mar en su primera escena