Veronica Radke, lo mejor que te puedes encontrar al despertar