Sophie Lynx, y un culo que se lo traga todo