Sin duda, lo mejor es emborracharlas...