Sammie quiere saber lo que te ponen sus pies