Rabo y billete, perfecto para una puta