Poniéndola a cuatro patas mirando al mar