Polvete rápido en la esquina de la oficina para pasar el calo