Parece mentira que esta preciosidad pase al lado oscuro