Las colegialas británicas hacen de todo por 500 dolares