Jada Stevens ha decidido probar los cañones del lado oscuro