Emily Burton, estrecha pero al final cede - Pilladas Torbe