El dueño de la tienda acepta sexo como forma de pago