Cubren de corrida a su mujer en una discoteca real