Comprobando la profundidad de una grarganta rubia juvenil