Chloe Foster se come un pollón más grande que su cara