Celebrando el mundial de Alemania con un pivón alemán