Carmen Lomama adora un buen pepino en un día caluroso