Cada palabra acertada, la presentadora se quita una prenda