Apagando el calentón en medio de la bilbioteca