A Mia también le va el amateur...